prevRegresar

Lo que debes saber de los intereses antes de pedir un crédito empresarial

Si solicitas un crédito empresarial, ten en cuenta la tasa de interés que te están ofreciendo. En este blog te explicamos cómo funciona para que la uses a tu favor.

Desde que nos comenzamos a relacionar con la vida económica nos encontramos con el concepto de tasa de interés, por eso entenderlo es elemental para evaluar las condiciones de un crédito, pedir una hipoteca, comenzar a invertir o cualquier otro proyecto a mediano o largo plazo. En este artículo te explicamos qué es la tasa de interés, qué tipos existen y cuál es su relación con los créditos empresariales.

¿Qué es la tasa de interés?

La tasa de interés puede definirse como el precio del dinero en un periodo determinado de tiempo. Se calcula a partir de un porcentaje sobre la cantidad inicial. Así, siempre que solicites cierto monto de liquidez, los intereses se calcularán en un porcentaje de la cantidad inicial aplicado al plazo de tiempo acordado. Entender la tasa de interés y sus variaciones es elemental para hacer operaciones financieras, tanto en la vida diaria como en tu empresa.

Los tipos de tasa de interés

Existen varios tipos de tasa de interés, que se usan en diferentes situaciones. Estos son algunos con los que, probablemente, te encontrarás.

  1. Tasa de interés activa: es la tasa de interés que se cobra por otorgar un financiamiento. Es calculada en función del mercado y desde los términos de la institución financiera que va a otorgar el crédito.
  2. Tasa de interés pasiva: al contrario de la activa, es la tasa que la institución financiera paga a quienes invierten en ella.
  3. Tasa de interés preferencial: es más baja que los otros tipos de tasa y solo suele otorgarse en situaciones especiales. Algunas instituciones la otorgan a pequeñas empresas o proyectos sociales.
  4. Tasa de interés fija: se establece al inicio del contrato y permanece igual hasta que termine el mismo.
  5. Tasa de interés variable: cambia a lo largo de la duración del contrato. La medida de este cambio puede depender de varios factores, como la inflación, los movimientos del mercado o de plazos previamente establecidos.
La tasa de interés en los créditos empresariales

Cuando solicitas un crédito empresarial, uno de los factores que siempre debes tomar en cuenta es la tasa de interés. En este caso, la tasa de interés indica la proporción que deberás pagar además de la cantidad que te fue otorgada en el crédito. Como en los otros tipos de tasa, se calcula a partir de un porcentaje sobre la cantidad inicial a lo largo de un plazo de tiempo. Lo que tengas que pagar será la suma de los intereses con la cantidad inicial repartida en los plazos establecidos por el contrato.

Si estás considerando solicitar un crédito para tu empresa, lo más recomendable es que consultes opciones y encuentres la que más se adapte a tus necesidades. Toma en cuenta el porcentaje de la tasa de interés, el tipo de interés utilizado, los plazos y los requisitos que pide cada institución financiera. En lo que concierne a estos últimos, debes prepararte bien, asegurándote de tener a la mano y en orden todos los documentos antes de iniciar tu proceso de solicitud. Los requisitos pueden variar, pero suelen incluir:

  1. Tener un historial crediticio favorable.
  2. Comprobar que generas los ingresos necesarios para hacer frente al financiamiento que solicitas.
  3. En algunos casos, garantía hipotecaria, prendaria o líquida.
  4. Antigüedad mínima de operación formal.
  5. Documentación que solicite la institución a la que pides el crédito.

También debes asegurarte de contar con la liquidez suficiente para cumplir con tus obligaciones de pago. Recuerda que un crédito empresarial es un compromiso importante que puede marcar el punto de inflexión en el crecimiento de tu empresa. Las tasas de interés no son buenas o malas, son las adecuadas para el momento en el que estás. ¡Decide con eso en mente!

Los datos, información y/o cualesquier manifestación aquí contenida se expone meramente a título informativo y no constituye una recomendación de inversión, policitación, oferta, solicitud u obligación por parte de Banco Covalto, S.A., Institución de Banca Múltiple, ni de ninguna de sus sociedades controladoras, filiales y subsidiarias, para llevar a cabo operación o transacción alguna. En relación con lo anterior, Banco Covalto, S.A., Institución de Banca Múltiple, sus controladoras, subsidiarias, filiales, sus administradores, representantes, directores, socios, empleados o asesores no asumen responsabilidad alguna en relación con la información contenida en este medio, ni de cualquier uso no autorizado del mismo.

Comparte:
prevprev Anterior
nextnext Siguiente

Productos relacionados