prev
¿Qué es un fideicomiso bancario?

Un fideicomiso es un contrato a través del cual una persona o empresa encomienda ciertos bienes a un intermediario para que los administre, custodie y se asegure de que se cumplan los objetivos establecidos en el contrato.

¿Cuáles son las partes que intervienen en un fideicomiso?

Hay tres partes que intervienen en un fideicomiso bancario: el «fideicomitente» o titular de los bienes; el «fiduciario» o administrador de los bienes; y el «fideicomisario» o beneficiario del fideicomiso. En el caso de un fideicomiso bancario, el banco cumple el rol del fiduciario, y se convierte en un tercero imparcial que debe asegurarse de que se respeten los intereses del fideicomitente.

¿Por qué y para qué solicitarlo?

Una de las razones más frecuentes para contratar un fideicomiso es que una entidad determine los términos y condiciones en los que los activos se mantendrán, administrarán o repartirán en el futuro. Otra buena razón para establecerlo es para proteger los activos de malas intenciones, pues el fideicomiso asegura que las peticiones e instrucciones de quien lo solicita se sigan al pie de la letra, evitando que se haga un mal uso de los activos. Por otro lado, a través del fideicomiso, puedes solicitar que el fideicomisario sea responsable de supervisar la efectiva gestión de tu negocio y así protegerlo de riesgos comerciales, operativos o financieros.

¿Quién necesita un fideicomiso?

El fideicomiso bancario es ideal para quienes necesitan un tercero que actúe con transparencia para distribuir los activos o beneficios que se generan en una relación personal, familiar o empresarial. Recuerda que el fideicomiso no tiene una duración mínima, por lo que puede mantenerse durante el tiempo que lo necesites o hasta que se cumplan los fines que te llevaron a establecerlo.

¿Qué activos puedo ceder en un fideicomiso?

Los fondos fiduciarios pueden contener una gran variedad de activos, desde dinero y bienes inmuebles, hasta acciones, bonos, negocios o una combinación de varios tipos de propiedades. Las posibilidades de los fideicomisos son tan grandes como la imaginación, y pueden formarse de diferentes formas y con estipulaciones variadas. Así, existen fideicomisos de administración e inversión, de infraestructura, de garantías, de desarrollo inmobiliario, de fuente de pago, de administración patrimonial, entre otros.

En Covalto te brindamos asesoría personalizada para estructurar un contrato de fideicomiso que cumpla y proteja tus intereses. Además, en Covalto podemos ofrecerte un crédito empresarial por tu fideicomiso. Conoce más sobre nuestros fideicomisos.

Los datos, información y/o cualesquier manifestación aquí contenida se expone meramente a título informativo y no constituye una recomendación de inversión, policitación, oferta, solicitud u obligación por parte de Banco Covalto, S.A., Institución de Banca Múltiple, ni de ninguna de sus sociedades controladoras, filiales y subsidiarias, para llevar a cabo operación o transacción alguna. En relación con lo anterior, Banco Covalto, S.A., Institución de Banca Múltiple, sus controladoras, subsidiarias, filiales, sus administradores, representantes, directores, socios, empleados o asesores no asumen responsabilidad alguna en relación con la información contenida en este medio, ni de cualquier uso no autorizado del mismo.

prevprev
nextnext

BANCO COVALTO S.A., INSTITUCIÓN DE BANCA MÚLTIPLE DERECHOS RESERVADOS 2022.

Ferrocarril de Cuernavaca 689, Piso 9 Col. Ampliación Granada, Alcaldía Miguel Hidalgo C.P. 11529. Ciudad de México, México.

Teléfonos Conmutador 55 5278 3820 / Atención Covalto 55 5278 3839.

Buró de Entidades FinancierasInstituto para la Protección al Ahorro Bancario