prevRegresar

¿Cómo funciona un Crédito Empresarial?

Si estás pensando en solicitar un crédito pyme, debes conocer el modelo que mejor se adapta a tus necesidades, así como los usos que puedes darle.

El desarrollo empresarial depende, en gran medida, de los créditos que apoyan a los empresarios ante oportunidades de negocio. Un Crédito Empresarial tiene como objetivo financiar proyectos productivos a corto, mediano o largo plazo para ayudar a las empresas a aumentar su patrimonio o financiar sus operaciones para impulsar su crecimiento. Existen diversos tipos de créditos empresariales y es importante que sepas cómo funcionan, cuál es el que se ajusta mejor a tus necesidades, así como los usos que le puedes dar a la liquidez si estás pensando en solicitarlo.

¿Por qué pedir un Crédito Empresarial?
  1. Porque necesitas recursos para financiar activos que generen utilidades.
  2. Porque pedir un crédito es más barato que obtener liquidez con inversionistas: su costo es menor a la tasa de rendimiento que estos suelen pedir.
  3. Porque incrementa la rentabilidad sobre la inversión.
  4. Porque puedes deducir intereses.
  5. Porque comprometerte con una institución financiera te obliga a eficientar tus inversiones y a optimizar el manejo de recursos.
  6. Porque generas historial crediticio que te permite acceder a mayores y mejores créditos futuros.
Tipos de financiamientos empresariales
  1. Financiamiento interno: se refiere al financiamiento que proviene de los propios recursos de la empresa, como las contribuciones de los propietarios o socios, la reserva de capital y/o la retención de utilidades.
  2. Financiamiento externo: se solicita cuando la empresa necesita recursos adicionales al financiamiento interno. El Crédito Empresarial entra en esta categoría.
Según su duración:
  1. Corto plazo: son las obligaciones cuyo lapso de vencimiento es menor a un año. Suelen utilizarse para mantener los activos de la empresa como inventarios, cuentas por cobrar, entre otros.
  2. Largo plazo: son las obligaciones con lapsos de vencimiento mayores a un año. Pueden ser utilizados para grandes proyectos de expansión e innovación.
Algunas fuentes de crédito pyme
  1. Crédito: Es el modelo más común. Se solicita a entidades financieras, se estipula el monto que requiere tu compañía para solventar sus necesidades y luego este se paga a través de cuotas mensuales con el porcentaje de intereses acordado al momento de la contratación.
  2. Póliza de crédito: este modelo funciona como una tarjeta de crédito. La entidad bancaria pone a nuestra disposición una cantidad de la que podemos hacer uso siempre que lo necesitemos en un lapso de tiempo determinado. Cuando este lapso se cumple, se debe pagar total o parcialmente la deuda. Esto puede implicar incurrir en el pago de intereses.
  3. Crédito comercial: se le conoce también como descuento comercial. Es un aplazamiento que las compañías le otorgan a sus clientes al momento de efectuar una transacción.
  4. Factoraje: el factoraje es una herramienta para obtener liquidez a través de una compañía bancaria. En esta operación, la empresa vende sus facturas pendientes de cobrar a una entidad financiera para disponer de efectivo de forma inmediata.
Puedes solicitar un Crédito Empresarial si tu empresa:
  1. Cuenta con ingresos constantes.
  2. Está en expansión.
  3. Tiene balances contables saludables.
  4. Puede, a través del crédito pyme, obtener una rentabilidad mayor o igual al importe de los intereses que tendrías que pagar por este.
¿Qué hacer con el crédito?

Un Crédito Empresarial puede ayudarte a hacer frente a las necesidades de corto plazo y elevar el potencial de tu empresa al siguiente nivel. Algunos usos que puedes darle son:

  1. Compra de inventario.
  2. Expansión o crecimiento.
  3. Adquisición o renovación de equipo y maquinaria.
  4. Remodelación.
  5. Capacitación de tu personal.

Pedir un Crédito Empresarial puede ser el impulso que necesita tu negocio para prosperar. En Banco Covalto te ofrecemos información financiera útil para que puedas determinar qué tipo de crédito se ajusta mejor a tus necesidades como empresa, y ponemos a tu disposición diferentes opciones. Conoce nuestros créditos empresariales y solicita el tuyo, hoy.

Los datos, información y/o cualesquier manifestación aquí contenida se expone meramente a título informativo y no constituye una recomendación de inversión, policitación, oferta, solicitud u obligación por parte de Banco Covalto, S.A., Institución de Banca Múltiple, ni de ninguna de sus sociedades controladoras, filiales y subsidiarias, para llevar a cabo operación o transacción alguna. En relación con lo anterior, Banco Covalto, S.A., Institución de Banca Múltiple, sus controladoras, subsidiarias, filiales, sus administradores, representantes, directores, socios, empleados o asesores no asumen responsabilidad alguna en relación con la información contenida en este medio, ni de cualquier uso no autorizado del mismo.

Comparte:

Este artículo te interesará:

Diferencia entre CEDE y Pagaré
prevprev Anterior
nextnext Siguiente